El gazpacho

En los 40 grados de temperatura, las cabezas sufren vahídos, anulan nuestra actividad y si cabe, funcionan de forma extraña, así en plena canícula a una se le pueden mezclar las aficiones y parir un bodrio como este que va saliendo. Cocina y política, políticos y pimientos verdes…una locura pero como machacante idea “EL GAZPACHO NACIONAL”.

Y de gazpacho iré dando a la tecla, luego cada uno que saque conclusiones y semejanzas si sabe y puede.

Hay dos gazpacho diferentes por completo, el uno de tierras del sur mezcla productos de la tierra simples, tomate, pimiento verde, cebolla, pepino, ajo, sal que no falte y aceite mas vinagre, una mezcla variopinta; el otro mas consistente con carnes de corral, pimientos verdes y rojos, cebolla, ajo, pimentón y pan para empujar y matar hambres. Los dos, comida del pueblo, los dos sabiduria popular de hacer con lo que hay lo que se pueda.

Pero esas mezclas tan sabrosas y de magnifico resultado alimenticio, que es lo que buscan, no han sido mas que comidas de pobres en este país, en el que unos cordero, otros merluza , la base dual de los poderosos como mucho ingerían una vichisois afrancesada o un consomé de verduras y magros, cada uno lo suyo, sin mezclas banáles.

Serán los avances de la información, serán las necesidades de la sociedad, pero aquellos tiempos de comidas para pobres y ricos ya no sirven, hoy la constante ingesta de carne ya sabemos que termina con un subidón de colesterol y si intentas vivir solo de pescado te expones a tragarte los mercurios del Indico porque la excepcional merluza del Cantábrico a saber de donde viene de verdad

Hay que espabilar, como hicieron los ancestros y mezclar, unir, remover y aderezar, pero ojo con tino y buen pulso, hay que hacer gazpachos. El resultado puede ser magnifico si se hace bien, las cantidades correctas y a cada uno lo suyo, no sea que con estos calores le pongas liebre al gazpacho andaluz, o eches a enfriar un consistente barro de manchego con abundante vinagre; que no se recrezca como aquel que le puso chorizo a la paella, a cada cual lo suyo insisto y después un buen y equitativo reparto sin prioridades ni amiguismos.

Buen Provecho. Y Vd. perdone.

Y esto ¿a que viene en una página político-social?.

Las alianzas políticas (gazpachos ideológicos) son nuestro dia a dia, hay que unir tendencias, buscar apoyos, llegar a acuerdos para conseguir salir a flote de este loco verano político; que no vale el bipartidismo, que ya sabemos sus consecuencias, pero tampoco vale todo con tal de salir adelante porque el resultado en estas mezclas imposibles no sería una indigestión, sino un país a la quiebra, con el pueblo desencantado y harto de mentiras pre electorales. Dos no son suficientes, entre otras cosas porque el elector se cansa y si las urnas en un futuro terminan vacías o casi, será el fin de la democracia tan cacareada y de las libertades tan luchadas. D

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Partido Carlista de Madrid +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.